Share Button

Imagínate la escena. Una reunión con la familia, entre risas y bromas. Ese primo inquieto, loco, incansable “catapultador” de ideas y movidas varias toma la palabra. Con confianza, comparte ensimismado su proyecto, sin miedo, sin pudor y la suelta. Voy a montar una empresa. -¿Si? y ¿Ahora qué vas hacer? -Voy a escribir cartas y correos personalizados con el sello del Polo Norte para responder a los niños que envían sus peticiones a Santa Claus.

Esta situación es ficticia, el proyecto no pero más de uno nada más escucharlo lo calificó de chaladura y pérdida de tiempo, unas frases poco acordes a una idea que, tras doce años desde su puesta en marcha, sigue siendo hoy un éxito. Santamail lleva más de 350.000 cartas enviadas y presume en su cabecera de ser, pese a los imitadores que le han ido saliendo en su andadura, la enseña más original y valorada dentro de su campo de actuación.

Esto es lo que hay. Nadie dijo que luchar por una idea y salirse de los moldes fuese fácil y en algunas ocasiones tampoco agradable. Aguantar comentarios del tipo “estás pirado“; “eso es una estupidez” o “mejor trabaja en algo serio y deja de inventar chorradas” forman parte del catálogo de lindezas, al que se enfrentan muchas de estas mentes inquietas. Gente en la que prima el precio de su fuerza de voluntad, la seguridad en uno mismo, el plantar cara al conformismo y especialmente, el no decaer ante el qué dirán.

Son muchos los ejemplos de cómo ese tipo de personas no solo han salido adelante sino que se han convertido en empresarios de éxito. Luchadores del extremo que han logrado que esa locura inicial latente en sus proyectos, hoy forme parte de la normalidad más absoluta. En este grupo se movieron los cabezas pensantes de Auld Sod Gifts, que un día decidieron meter tierra de su Irlanda querida en diferentes envoltorios y venderla al precio de una libra a sus compatriotas en el extranjero. Resultado: un éxito.

En el siguiente caso, la apuesta fue cambiar de perspectiva y vaya que si lo hicieron. La empresa Events in the Sky elevó su imaginación hasta las nubes para crear una enseña de organización de eventos un poquito distinta. Muestra de ello son las  imágenes de ejecutivos que puedes ver en su página web, durante un almuerzo negociando a unos cuantos metros del suelo y en unos sillones anclados a grúas tremendas, más propios de una atracción de la feria pero que, en definitiva tienen su público.

Originalidad, creatividad y también capacidad de respuesta a diferentes perfiles de público. Un valor que ha convertido en populares a proyectos online como radins.com. Un espacio en internet para gente un pelín tacaña, en el que encontrar todo tipo de ofertas gratuitas que van desde muestras de artículos de belleza, a degustaciones en supermercados pasando por materiales que se van a destruir.

Con una u otra filosofía, detrás de todas estas empresas se encuentran ejemplos de creadores que contradicen ese instinto gregario en el que el ser humano tiende a moverse haciendo válida la frase que asegura que “se teme más al aislamiento que al error”. Una máxima que nace de los estudios recogidos en el libro “La espiral del silencio”, en el que tras una intensa investigación se concluye que la mayoría de las personas prefiere estar de acuerdo con la mayoría, aunque la obviedad se imponga y diga lo contrario.

El estudio se realizó entre un amplio número de personas compinchadas, todas menos una por grupo, que tenían que identificar qué línea de las pintadas tenía una longitud más cercana a la indicada por los organizadores de la prueba. Los participantes tras varias rondas “normales” llegaban a la última aportando una respuesta en bloque contraria a la realidad y haciendo que, salvo en un par de casos, los únicos que no estaban enterados del experimento optaran por no llevar la contraria y se sumaran a la respuesta mayoritaria, pese a ser evidente que era errónea.

Ante una situación similar. ¿Cómo responderías?

Imágenes con Licencia Creative Commons: Affiliate

Si te ha gustado esto, suscríbete a nuestro newsletter, que arrancará en breve!

* indicates required