Share Button

Si yo hiciera mi mundo todo sería un disparate. Porque todo sería lo que no es. Y entonces al revés, lo que es no sería, y lo que no podría ser sí sería. ¿Entiendes?(Alicia en el País de las Maravillas. Lewis Carroll)

Imagina, crea y sé diferente. Sobre estos cimientos se han construido muchas campañas de comunicación que, gracias a ese toque especial, a esa chispa capaz de dar alma a un proyecto han conseguido abrirse un hueco entre el maremágnum de información, impactos publicitarios y mensajes de todo tipo a los que estamos expuestos.

El objetivo del artículo de hoy es activar, a través de diferentes ejemplos, esa clavija mental en la que la imaginación se abre paso para dejar a un lado el más de lo mismo y buscar nuevas vías que permitan a profesionales, organizaciones o empresas llegar… a las personas.

El primero de los ejemplos que os planteamos fue una idea del departamento de Justicia de Puerto Rico. El elevado índice de delincuencia, en concreto de delitos de sangre, llevó a la institución a ponerse manos a la obra con este proyecto vía Twitter.

Con el objetivo de llegar a los más jóvenes, dieron la vuelta a lo más lógico para que fueran tres reclusos condenados por asesinato los que, haciendo uso de los 140 caracteres que brinda esta red social, asumieran el papel protagonista de esta historia para contar el día a día de la vida entre rejas.

Las acciones de @Followtounfollow (“Si quieres conocer la crudeza de la cárcel… síguenos para que no nos sigas”) han sido todo un éxito, consiguiendo que el mensaje que se quería transmitir ganara en escucha y resonancia.

Y es que, la imaginación junto a fórmulas más que nombradas en esta última etapa como es el storytelling están cosechando muy buenos resultados dejando ejemplos interesantes, capaces de ofrecer contenidos que conectan de forma efectiva con el lado más emocional del público. Propuestas, que bajo el formato del cortometraje, por ejemplo, se adentran en géneros complejos como el humor y sorprenden con casos como el de este “What’s virgin means!” (Qué quiere decir virgen), en el que comunicación, marca y publicidad caen rendidas ante el componente entretenimiento y humanización.

En esta misma línea, la comunidad de Facebook no pudo más que reconocer los esfuerzos para promocionar Obermutten. Un pueblo suizo de no más de ochenta habitantes situado en plena montaña. La idea comenzó como una apuesta local para darse a conocer como destino turístico a través de la red social, en la que se iba colgando en un muro físico de la localidad, la fotografía de cada una de las personas que se hacían “fans” de Obermutten en su página. El resultado, una repercusión mediática de calado y seguidores de todos los rincones del mundo.

Esta propuesta ganó, además la distinción de los Facebook Studio Awards por su storytelling, creatividad y su gran interactividad.

No dejamos de lado Facebook, ya que fue también la plataforma elegida por la empresa inmobiliaria Carvalho Hosken para ganar impacto y diferenciación en sus acciones comunicativas. La constructora, de origen brasileño, puso en marcha su proyecto “The Social Home Tour“, en el que empleaba los datos del perfil incluidos en esta red social por las personas interesadas en sus productos inmobiliarios, para personalizar al detalle las viviendas en las que estaban interesadas, una vez concertadas las visitas.

La idea era ofrecer a los posibles compradores una espacio lo más ajustado posible a su casa “ideal”, en el que podían encontrar como parte de la decoración retratos y fotografías de familia o amigos, imágenes en vídeo o información de utilidad sobre las conexiones de transporte público disponibles desde sus lugares de trabajo, hasta el que podría pasar a ser su nuevo hogar.

 

Imágenes con Licencia Creative Commons: Recuerdos de Pandora

Si te ha gustado esto, suscríbete a nuestro newsletter, que arrancará en breve!

* indicates required