Share Button

Muchas de las pymes que persisten en España no tienen una plantilla tan grande como para poder contratar su propio gabinete de comunicación ni se pueden permitir tener a una persona que se dedique sólo a estas tareas, lo cual no quiere decir que no deba cuidarse este aspecto tan importante para la empresa de darse a conocer y sobre todo a través de internet. Y aunque no sea todo lo necesario para realizar este trabajo, a continuación se exponen cinco claves que pueden servir al emprendedor o pequeño empresario para gestionar su propia comunicación online:

 

1. Pregúntate cuál es tu público objetivo y dirígete a él. Es importante en este punto definir si se trata de profesionales de un sector concreto, si es un producto de ocio, si está delimitado por edades, sexos, localización o nivel de estudios. Todos estos datos pueden ayudarte a no pegar tiros al aire y saber hacia dónde se dirige tu estrategia de comunicación online.

 

2. Decide cuál va a ser tu estrategia: pregúntate si generas contenido como para tener un blog y cómo orientarlo para que te ayude a posicionarte en internet (hoy en día es una de las bazas más importantes para darse a conocer), si te interesa tener perfiles en redes sociales (y cuáles son las más apropiadas para ti) o si debes tener un newsletter y qué va a contener.

 

3. Ten buena presencia. Tanto en tu web y/o blog, como en redes sociales presta atención a los detalles. Intenta que lo que publiques esté correctamente escrito, sin faltas de ortografía (parece una obviedad pero por lo que se puede ver a diario no lo es); que las imágenes no estén pixeladas y que sean de tu propiedad o Creative Commons que puedan utilizarse para fines comerciales. Intenta verte a ti mismo desde fuera (y si no puedes, pide a alguien que conozcas que te haga el favor) y valora si tu imagen resulta profesional. No publiques sin revisar. Si tienes un blog o realizas periódicamente publicaciones en las redes sociales, asegúrate de que no cometes ninguna equivocación en el contenido.

 

4. Procura mantener vivas tus redes sociales pero tampoco hace falta que estés todo el día pegado a la pantalla (seguro que tienes otras cosas que hacer importantes para tu negocio), contesta amablemente a los mensajes, sé tranquilo en las respuestas a las críticas, que siempre las hay. Utiliza aplicaciones que te faciliten la vida, por ejemplo, para compartir contenido en redes sociales como Hootsuite. Aquí tienes además algunas recomendadas.

 

5. No te olvides del SEO. Es un potente aliado en el que puedes apoyarte para darte a conocer. Por una parte, si tienes blog es importante que lleves a cabo las pequeñas acciones que pueden ayudarte a que tu contenido haga que la gente te encuentre por él: palabras clave en el titular y en la url, negritas en las palabras más relevantes del texto, enlaces y rellenar los campos pertinentes de las imágenes. Y por otro, las publicaciones en redes sociales también pueden ayudarte a conseguir más visitas en tu web o blog. Ser original también tiene premio. Hay muchas otras recomendaciones sobre SEO que pueden ayudarte a conseguir más relevancia para tu sitio.