Share Button

Actitud: Disposición de ánimo manifestada de algún modo.
Motivación: Ensayo mental preparatorio de una acción para animar o animarse a ejecutarla con interés y diligencia.

Más allá del formalismo de las definiciones, actitud y motivación son dos palabras motor. Dos términos que bien combinados activan esa clavija en el cerebro que lleva a las personas a ponerse manos a la obra e intentar superarse. Dentro de ese grupo de seres de “acción” hay ejemplos que destacan y no precisamente por comenzar la partida con mejores cartas que el resto. Casos llamativos de fuerza personal y compromiso que dan una lección e invitan a intentar ver más allá de los contratiempos iniciales y abrir nuevas posibilidades para crecer tanto personal como profesionalmente.

Las líneas del artículo de hoy llevan nombre propio, el de un grupo de personas que convirtieron unas circunstancias vitales particulares, en toda una batería de energías que demuestra que querer es poder y que intentarlo es siempre mejor recompensa que sentarse a esperar que pase algo.

El Equipo Hoyt

Conocidos como el Equipo Hoyt, la historia de Dick y Rick, padre e hijo, es un buen espejo en el que mirarse. Este tándem familiar de Massachusetts lleva recorridos cientos de kilómetros juntos, en los múltiples maratones, triatlones y diferentes desafíos que han compartido. Lo especial de este equipo, más allá de la dureza de estas pruebas, está en la motivación y fortaleza de un padre que dejó a un lado lo común y “lo habitual en estos casos” como se suele decir, para ayudar a su hijo a alcanzar nuevas metas.

En este caso, Rick -coprotagnista de esta historia- tiene una discapacidad severa, una parálisis cerebral provocada por una complicación durante el parto. Su pasión por el deporte era tal que acabó por calar hondo hasta activar esa palanca que le ha permitido alcanzar sus sueños. Para ello su padre participa junto a él en las competiciones por medio de una silla especial que se acopla en la parte frontal de su bicicleta, lo arrastra en una especie de embarcación adaptada, cuando las pruebas son a nado, o  empuja su silla de ruedas para afrontar una carrera a pie.

 

Nicholas James Vujicic

No menos conocida es la trayectoria de Nicholas James Vujicic. Este joven australiano nació con unas condiciones físicas limitadas marcadas por la ausencia de extremidades. Su caso es el de otro claro ejemplo de cómo, ante los reveses de la vida, el ser humano es capaz de cambiar de enfoque y darle la vuelta a las circunstancias para reconducir la situación hacia escenarios positivos. Nick Vujicic se ha convertido en un motivador nato, en un orador destacado capaz de despertar la chispa del “sí puedes” en otras personas.

Tras graduarse en una carrera de números, Contabilidad y Planificación Financiera, Vujicic focalizó sus energías en las conferencias y en la publicación de su libro “No Arms, No Legs, No Worries!”.

Choi Sung-Bong

La última de estas historias de inspiración sacudió las televisiones de todo el mundo. Un caso más de cómo las personas pueden dar una forma diferente a las circunstancias que les ha tocado vivir. En el caso de Choi Sung-Bong esas circunstancias estuvieron marcadas por una infancia compleja, en la que este joven coreano tuvo que hacer frente a episodios de malos tratos y soledad.

Desde los tres años afrontó la realidad de un abandono en un orfanato del país, del que escapó nada más cumplir los cinco años para esquivar constantes episodios de violencia. A partir de ahí, las cartas siguieron siendo malas: vivió en las calles, durmiendo en baños públicos y escaleras de edificios, como él mismo relató durante cerca de diez años, buscándose la vida para poder salir adelante.

Choi Sung-Bong no fue a la escuela ni primaria ni secundaria pero apostó por formarse y se graduó finalmente en la Escuela de Artes Daejeon. Su falta de capacidad económica no le permitió seguir pero sus ganas fueron mayores y de manera autodidacta se inició en su pasión, el canto. Su voz es privilegiada y su historia un ejemplo que sorprendió a jueces  y audiencia en el programa de talentos televisado, en el que de una forma un tanto “inesperada” este joven buscó esa nueva oportunidad para cambiar las cosas.

 

Imágenes con Licencia Creative Commons: Ellery Chen