Share Button

Cualquiera que haya pasado por la escuela del oficio periodístico sabrá la importancia de no repetir palabras a lo largo de un texto. Lo contrario se tiene por una pobreza léxica que hace un flaco favor al autor de ese conjunto de vocablos. El ejercicio de la búsqueda de sinónimos es una de esas pequeñas muestras de valía en la que uno pone a prueba su capacidad, la extensión de su vocabulario y su inventiva. En los tiempos que corren esta necesidad de elaborar un artículo equilibrado y de calidad ha de verse las caras necesariamente con el posicionamiento en buscadores, ya que nuestra finalidad sigue siendo llegar a la gente. Por ello, deberemos tener bien presente que SEO y Periodismo han de llevarse bien de forma elegante y lograr un delicado baile.

Escribir para internet no es igual que escribir para papel. Muchos ya se han dado cuenta de esta clave y eso les ha ayudado a ganar posiciones en este mar tan inmenso en el que la parte fácil es publicar, la difícil: que te lean. Amén de la difusión que se pueda lograr a través de redes sociales o seguir trabajando la imagen de marca de un medio (sea cual sea su tamaño), escribir de forma inteligente para que los lectores encuentren nuestros textos es una de las claves que cada vez se rebelan como indispensables en la comunicación 2.o.

Calidad, la palabra clave

Un periodista siempre debe aspirar a la máxima calidad que sus condiciones le permitan a la hora de afrontar la redacción de un trabajo y eso debe seguir siendo así. Será la baza que siempre podamos jugar en comparación con otras personas que publican en internet. Éste es nuestro valor añadido, lo que nos puede hacer elegibles frente a otros: es nuestra profesión.

Así que, lejos de imitar a la masa y acercarnos al lenguaje más coloquial, obviando lo aprendido para tratar de conectar, nuestra esencia debe hacerse más fuerte y seguir trabajando en la calidad de nuestro trabajo. Una premisa que no debe estar reñida con la aplicación de algunas técnicas de posicionamiento en buscadores, demostrando que SEO y Periodismo pueden sincronizarse a la perfección en un texto.

Textos de agencia y notas de prensa: botón rojo

En los medios siempre se ha buscado la exclusividad del contenido y es una sana costumbre que hay que mantener todo lo posible en internet. La penalización a la que nos puede someter Google debido al corta y pega es un precio a pagar al primar la rapidez y el querer abarcar el máximo número de temas. Si bien las actualizaciones siguen teniendo su peso, la originalidad es lo que más ama el buscador por excelencia y con eso deberíamos hacernos un tatuaje. Primar el contenido propio es una de las tablas de salvación de los medios en internet.

Cómo conjugar SEO y Periodismo

El punto en el que puede haber más conflicto a la hora de aplicar técnicas de posicionamiento de buscadores en un trabajo periodístico es en la repetición de palabras. Una densidad de entre un 3 ó 4% en la repetición de la keyword (palabra clave) es más que suficiente para conseguir cumplir con este requisito de SEO. Manejarse con las palabras que aparecen a lo largo de todo el texto es vital para tener en cuenta este criterio sin comprometer la corrección y las leyes de redacción que todos aprendimos en la facultad y que luego afianzamos con los trabajos más tradicionales de la profesión.

¿Qué es lo más importante?

El buscador se detiene en lo más importante de un texto, así que las señales con las que detecta este valor son las que más debemos cuidar:

  • Poner en negrita las frases principales es uno de los métodos, que además ayuda al lector a saber de un vistazo si el artículo es de su interés (sin abusar).
  • Además de aligerar la lectura, lo que en prensa hemos llamado siempre epígrafes resulta de vital importancia en la elaboración de contenido para internet. Hemos de procurar que al menos en alguno de ellos se identifique el tema principal y, a ser posible, la palabra clave.
  • Ofrecer un artículo de al menos 600 palabras en el que no haya control +C, control +V.
  • Enlazar a contenido relevante que ayude a profundizar en el tema en cuestión. Es una oportunidad de oro para retroalimentar, es decir, ofrecer links a otras noticias, reportajes o entrevistas dentro del propio portal.
  • Y, por último, lo más importante de todo, la regla de oro sin la cual tu texto se perderá en el maremágnum de internet es mantener tu propia voz y no tratar de imitar estilos. Una ley que a largo plazo resultará vital en tu trayectoria profesional.