Share Button

Sombra aquí, sombra allá……. Con este sonsonete de fondo imagino a muchos asesores de comunicación y políticos trabajando en  los discursos con los que se presentarán ante la temida opinión pública. Una tarea para muchos de Óscar, en la que los eufemismos y la retórica confusa, se convierten en el aliado perfecto para hacer que las cosas parezcan lo que en realidad no son.

Si se confeccionara una lista de las mejores construcciones sonoras y disuasorias que se han escuchado en los últimos años, encontraríamos piezas destacadas de varios autores de la primera línea de la política y la economía española, para quienes es mejor hablar de:

  • Procedimiento de ejecución hipotecaria—Que de—Desahucio
  • Movilidad exterior—por—Inmigración
  • Desaceleración Transitoria—por–Crisis
  • Reformas Estructurales– en lugar de–Recortes
  • Flexibilización del Mercado Laboral—que no— Despidos
  • Plan de Incentivación de Bajas Voluntarias—y no—- Jubilaciones Anticipadas

*Montaje elaborado por La Sexta y que se emitió en el programa “El Objetivo”.

Pero, desde hace unos años, la  línea de lo políticamente correcto y lo edulcorado choca contra el muro que han levantado las redes sociales, ese océano virtual de opiniones al segundo, en el que los engaños y los excesos de maquillaje se pueden pagar caros y que ha obligado a más de uno a tener que matizar y pedir  disculpas.

Figuras como la princesa Letizia, periodista de profesión antes de formar parte de la Casa Real, han dado un tirón de orejas a quienes se empeñan en no llamar a las cosas por su nombre, a aquellos que emplean términos como podría ser, sin ir más lejos, cese temporal de la convivencia, cuando el común de los mortales hablaría de separación, ruptura o de hasta aquí hemos llegado y cada uno por su lado.

Aún así, hay ocasiones en las que los políticos escapan de los discursos empolvados y muestran su faceta más natural o de andar por casa. Un aspecto más desenfadado, que en más de un hemiciclo parlamentario, al calor del rifirrafe entre bancadas ha dejado a alguno con la boca abierta.

En esta línea, el expresidente de la Generalitat Valenciana Francisco Camps protagonizó, en su última etapa algunas intervenciones  un tanto llamativas.

La diputada autonómica del Partido Popular Pilar Sol dejó los formalismos para meterse hasta las cejas en el terreno de lo “políticamente incorrecto”, cuando afirmó que algunos parados destinaban sus subsidios a comprar teles de plasma.

Por su parte, la cámara de la Diputación de Guadalajara registró un “pique” dialéctico entre parlamentarios que a poco estuvo de concluir con un “en la calle te espero…”.

En cada uno de estos casos, una puesta en escena  que mostró, en definitiva,  lo que cada uno es y que, al fogonazo de las redes sociales y su poder para acelerar la difusión de esta faceta menos conocida de los mandatarios públicos, puso a más de uno contra las cuerdas y con la necesidad de tirar de nuevo de maquillaje para entonar su particular mea culpa.

Disculpa de la parlamentaria Pilar Sol publicada en su twitter personal.

Perdón Pilar Sol

 

Banda Sonora a cargo de uno de los clásicos de Mecano.