Share Button

“Mándamelo por WhatsApp”. Ni llamadas, ni mensajes de texto, ni emails… el icono verde con su característico símbolo del teléfono ha conseguido amarrar bien su hueco en el escenario de la comunicación y ahora centra energías para saltar del plano personal a la conquista del terreno empresarial y sus estrategias de marketing.

Inmediato, transparente (con su doble check incluido) y en especial gratuito, el WhatsApp es una herramienta con múltiples atractivos para los negocios. Y es que, más allá del tamaño de las marcas o empresas y de sus partidas presupuestarias en este juego del teléfono en mano factores como la creatividad, anticipación, cercanía o la chispa en el trato con el usuario son claves para mantenerse en línea.

Sea como sea, WhatsApp sigue rastreando sus posibilidades y ha dado sus primeros frutos en apartados como la gestión de las tiendas online, prestación de servicios, atención al cliente, la publicidad o la forma de consumir y participar en los medios de comunicación.

¿Cómo han incorporado las empresas WhatsApp en sus acciones de marketing y comunicación?

En el apartado del Ecommerce marcas como Adolfo Domínguez han apostado por ofrecer WhatsApp como un método de comunicación con el cliente. En un claro intento por acercarse a un sector del público que no concibe el diálogo sin el móvil, ni sin canales inmediatos como el que ofrece esta aplicación, la firma de ropa española añade esta vía para que sus clientes puedan controlar sus compras, despejar dudas…etc. Un proceso simple, en el que el usuario agrega el teléfono de la marca a sus contactos y voilà.

Las pymes no han querido desaprovechar la oportunidad de esta popular app y negocios como el de Casa Ana, una pequeña tienda de bocadillos de Jaén ha sido noticia por ofrecer la posibilidad  a sus clientes de realizar pedidos y trámites vía WhatsApp. El balance de uso de este canal no ha podido ser más positivo duplicando beneficios de la mano, especialmente de un público universitario que ha visto en esta aplicación gratuita y rápida una forma natural y cómoda de realizar sus encargos. Y todo llegó con un simple cartel de papel: “Encargos de bocadillos por WhatsApp”.

Servicios de transporte, bares, restaurantes, centros de belleza, de deporte…. WhastApp encaja con cada uno de estos modelos de negocio abriendo un nuevo canal en su forma de llegar a los consumidores.

Marcas más grandes como es el caso del hotel Barceló Illetas Albatros han abanderado el uso del WhatsApp en el sector hotelero para mejorar el servicio de atención al cliente. La cadena ofrece a sus huéspedes una alternativa de comunicación 24 horas con el personal del hotel, a través de esta aplicación de mensajería instantánea. Una forma económica y sencilla de mejorar la experiencia de los usuarios que funciona a golpe de teléfono móvil bajo el nombre de “Whenever Wherever”.

Otras empresas como Frigo también han querido experimentar con esta aplicación y el pasado verano ofrecieron a los bañistas de algunas playas de Levante una acción promocional diferente para degustar sus helados a pie de playa. Diversos carteles anunciaban la opción y el número de teléfono necesario para realizar los encargos vía WhastApp y junto a las posibilidades de la geolocalización activaron un refrescante servicio de traslado de helados de la tienda a la toalla.

Siguiendo con esta vía, enseñas como Quadis han diseñado concursos y descuentos específicos para este canal, además de mejorar su servicio de atención al usuario ofreciendo la opción a los clientes de su red de cursar las peticiones de recambios y materiales por medio de WhatsApp.

El uso de WhatsApp en los medios de comunicación

Y en el campo del consumo de información, los medios de comunicación también se han embarcado en esta aventura whatsappera. Cabeceras como ABC, El País o revistas como Elle del sector de la moda ya ofrecen la posibilidad de darle al botón de compartir vía WhatsApp y enviar el contenido que se está leyendo a la persona elegida.

Más allá de añadir este botón verde a los canales habituales de Twitter, Facebook o Pinterest, los medios han dado un paso más y gigantes como la BBC emplearon WhatsApp en algunas de sus coberturas con el propósito de llevar píldoras informativas a los usuarios, compartir sus impresiones y recibir material de valor aportado por la calle. Una prueba interesante que se desarrolló el año pasado en la cobertura de las elecciones en India.

Otros medios como Jornal de Brasília incorporan el número de WhatsApp a sus redacciones para recibir sugerencias, noticias o imágenes interesantes que los usuarios quieran compartir o para aquellos casos en los que necesiten denunciar alguna situación.

En definitiva, se trata de unos pequeños pasos que vuelven a poner los ojos sobre las pantallas de los smartphones y las posibilidades que esta herramienta tecnológica ofrece a las empresas en su interesante camino para llegar al público y conseguir lectores o clientes.

 

Imágenes con licencia Creative Commos: wackystuff

OntheRecord colabora con la prestigiosa revista Forbes