Share Button

Más allá del tradicional “estar en Internet”, las empresas hacen frente a una nueva etapa en la que si se quiere llegar a los usuarios y obtener rendimiento de la red tendrán que aplicar sin demasiada demora la máxima del “cuanto más azúcar más dulce”. Una premisa que para muchos es una carga añadida en parcelas como la de las ventas a través del comercio electrónico pero que es incuestionable para no quedarse atrás en este pulso virtual.

Superada la etapa inicial del aterrizaje del ecommerce, las marcas deben poner toda su maquinaria comunicativa y de marketing a trabajar para ofrecer a sus potenciales clientes algo más que una ficha descriptiva apostando por contenidos útiles, cómodos y prácticos que transmitan profesionalidad, engagement y por supuesto, ganas de comprar.

Endulzar este apartado es una tarea que no admite demora de cara a este 2015, más si se atiende al aumento a lo largo del año de un 14% en las cifras de compradores online. Un aliciente para ponerse a trabajar en el diseño de unas estrategias acertadas que consigan impactar y animar a los compradores a llenar sus carritos a base de clics.

¿Cómo aportar valor a los contenidos de un ecommerce?

⇒ Las imágenes de calidad, infografias, podcast y el vídeo son unas piezas clave para aportar valor a los productos o servicios que las empresas pretendan vender a través del escaparate de la red. Se trata de información que complemente los datos básicos de las fichas que acompañan a los artículos. Fotografías útiles y de detalle, composiciones infográficas sobre el uso de un determinado producto o sus condiciones o vídeos que faciliten experiencia al potencial cliente sobre cómo emplear un artículo o cómo no errar en su compra.

Empresas como REI han trabajado de una forma interesante en este aspecto aportando un material audiovisual cuidado y de valor para los usuarios a la hora de seleccionar, por ejemplo una u otra bicicleta y que, además invita a quien visualiza este contenido a compartirlo por su utilidad dejando el componente más promocional en un segundo plano.

Material adaptado al detalle al móvil. El aumento de las operaciones de compra por medio de estos dispositivos sigue aumentando y para mantenerse en la ola es importante brindar al usuario una experiencia de compra diferente a la que obtiene en otros soportes. Ofrecer material audiovisual, imágenes y titulares con tamaños y tiempos propios y mucho más intuitivos para estas plataformas es vital para no perder a un público en progresión.

Personalización de los contenidos y Contest Marketing. Emplear promociones y cupones de descuento no ha dejado de estar de moda y también tienen su hueco en Internet. El simple hecho de ofrecer un descuento al usuario por facilitar un email es un buen comienzo para iniciar el contacto con un perfil de compradores online y ofrecerles ese contenido específico vinculado a productos, empleo de determinados artículos, montajes de aparatos….

Sugerencias, temáticas y listas. Hay un perfil de comprador “metódico” que valora un trabajo ordenado por parte de las marcas. Para ese tipo de usuarios puede ser interesante crear por ejemplo catálogos virtuales de sugerencias de productos más vendidos, con mejores precios, ofrecerles fotografías agrupadas por temáticas, contenidos relacionados con regalos perfectos para padres, aniversarios…

Ofrece un papel activo a los usuarios en las estrategia de ecommerce. En el sector del retail esta vía está funcionando muy bien. Invitar a los potenciales clientes a abanderar una firma mostrando cómo han combinado tu ropa, cómo usan tu material deportivo… es una alternativa de creación de contenido y valor importante. Hay muchas fórmulas como por ejemplo emplazarles a usar un determinado hashtag en algunas redes sociales permitiendo, además a la empresa o marca asociar esa instantánea o vídeo a la ficha de venta del ecommerce para que otras personas interesadas puedan tener acceso a imágenes en detalle, disponibilidad, colores, precios, etc.

De igual manera es interesante abrir paso a las votaciones y puntuaciones de los productos y a los comentarios de los usuarios dándoles visibilidad, ya que la participación y las referencias que aportan suman naturalidad, transparencia y realidad.

Las redes sociales como escaparate clave para sumar ventas. Los denominados “fcommerce”, expositores de productos en este caso en plataformas como Facebook, se han ido abriendo hueco y aunque todavía queda un largo camino por andar para dar con las fórmulas adecuadas se presentan como vías muy útiles para conectar con potenciales clientes. Además, estos escaparates permiten mostrar los productos de una forma muy cómoda para compartirlos, más si se apuesta por vías como la citada en el punto anterior en la que los propios usuarios prueban los artículos y “abanderan” la marca.

Imágenes con Licencia Creative Commons: howzey