Share Button

Mantener la imagen de una marca en internet no es tarea sencilla. Requiere de una visión a largo plazo, coherencia y una buena base ideológica sobre la que asentar todas las acciones. Todo ello es resultado de una profunda reflexión acerca de la empresa, su identidad, sus valores y su forma de trabajar. ¿Con qué nos sentimos identificados? Hay tantos estilos en comunicación como marcas distintas y hemos de definir nuestra propia personalidad. Lo que le funciona a otro puede no resultar en nuestro caso y debemos meditar siempre si cada paso que damos suma o resta en esta carrera de fondo. Encontrar el elixir de la juventud para mantener una imagen lozana de nuestra marca en internet es clave. He aquí algunas estrategias perdurables en el tiempo que nos ayudarán:

Traza un plan claro a largo plazo

Olvida los resultados rápidos y piensa en que se mantengan a lo largo de los años. Si pensamos continuar con nuestro negocio durante mucho tiempo, esta forma de trabajo es mucho más rentable y contribuirá a la construcción de una imagen sólida que ayudará a tu negocio. No te subas a cada tren que pasa, pues el recorrido puede llevarte a puntos del mapa que no estaban dentro de tu itinerario. Traza un plan claro, en el que se establezcan pormenorizadamente todos los detalles para que todas tus acciones sumen y tengan resultados que sigan siendo visibles dentro de cinco años.

Dentro de este plan claro puede ayudarnos esta infografía sobre cómo impulsar tu marca, elaborada por la empresa Superlogo. Entre las pautas, no debemos pasar nunca por alto causar una buena primera impresión, tener una web profesional (puedes seguir nuestros consejos para que tu web no dé miedo), representar a tu negocio con tu marca, lanzar mensajes claros, repetir tu mensaje una y otra vez, conocer a tu target o combinar estrategias.

 

consejos-50
 

 

Olvida las modas, mantén tu esencia…

Si todo el mundo hace lo mismo, la personalidad se olvida en el último cajón del armario del trastero. Una estética determinada, un tipo de letra, un diseño web… si damos una vuelta por este vasto mundo de internet podemos comprobar como muchas marcas comparten demasiadas cosas. Una manera de no definirnos y de echar a perder un proyecto a largo plazo. Tu esencia como negocio debe prevalecer sobre cualquier aspecto estético. Son preciosas las frases motivacionales, pero quizá no tengan nada que ver con aquello que tú quieres transmitir. ¿Cualquier negocio debe dar consejos vitales? Hágamonos esa pregunta. Tampoco hemos de olvidar que las modas son pasajeras, pero nuestra marca ha de continuar (por nuestro bien).

…pero no dejes de lado las tendencias

Sin embargo, no podemos dejar de lado las tendencias. Es más, debemos estar siempre pendientes de lo que se está cociendo para saber cómo podemos adaptar algunas de ellas a nuestras estrategias perdurables en el tiempo. Un ejemplo claro lo tenemos en las estrategias de contenidos, que en 2015 llevarán la línea de imprimir cada vez más calidad y profundidad en medio del ruido promocional. Una idea que muchas marcas llevan tiempo poniendo en práctica y que sigue construyendo a su favor. Es el caso de Consumer, el diario del consumidor de Grupo Eroski que lleva en marcha desde 1998 ofreciendo información de interés a través de internet. Gracias a eso goza de un buen posicionamiento en Google cuando se hacen consultas relacionadas con información práctica en gran cantidad de ámbitos relacionados con el hogar, el consumo y la vida diaria.

Escucha a tu comunidad

Cuando estamos trabajando a largo plazo nos interesa fidelizar a nuestros clientes y clientes potenciales. Estamos tratando de generar una comunidad independiente en torno a nuestra propia marca, al margen de las plataformas sobre las que se desarrolle.

Debemos de afinar el oído todo lo posible y traducir nuestras métricas en información útil para seguir creciendo en la dirección correcta. Rubén Gallargo, director de audiencias y clientes digitales de Grupo Prisa expresaba en una entrevista reciente:

[blockquote]Me entristece ver cómo en muchas ocasiones aún seguimos hablando sólo de impresiones, clicks y conversiones y no avanzamos en métricas de engagement o impacto real en el consumidor.[/blockquote]

Imagen de Creative Commons de Luis Hernández