Share Button

Si algunos de los grandes nombres del Periodismo de los últimos 30 años (por poner una media) han sabido adaptarse y ensillar a este caballo loco que es a veces internet ha sido en parte gracias a la variedad de opciones que ofrece este mundo interactivo. Hoy analizamos las recetas que han puesto en práctica algunos de los referentes más destacados de nuestro sector profesional, esos que hacen con su trabajo que se nos mueva el corazón del sitio.

Iñaki Gabilondo, la voz, ahora también en vídeo

Independientemente de la casa en la que ha desarrollado su amplia trayectoria profesional, la voz de Iñaki es para muchos compañeros un sonido especial que reverbera en nuestra mente. Su adiós al programa Hoy por Hoy después de 20 años permitió al veterano periodista valorar otros giros profesionales como los que le ocupan en la actualidad.

Entre sus proyectos destaca el videoblog (compartido entre El País y Cadena SER) La voz de Iñaki en el que a diario analiza temas informativos y que pretende ser un punto de calma en el día a día, una reflexión pausada con mucho poso y armas para valorar con contundencia después de tanto tiempo en primera línea de la información.

Al hilo de esta adaptación a internet, cuando le dieron el XVIII Premio Nacional Miguel Delibes dijo como recomendación para el futuro del periodismo que no había que confiarlo todo a las redes sociales y también tuvo unas palabras para aquellos que estamos intentando construir este nuevo panorama: no está permitido rendirse, el futuro lo van a dibujar los jóvenes.

 

Ramón Lobo, hiperconectado

El periodista Ramón Lobo, quien ha cubierto cantidad de conflictos armados y trabaja ahora como freelance después de su andadura en El País, utiliza otras herramientas además de su blog. En su web el usuario encuentra un escaparate en el que seguir el mapa de su trayectoria y dónde encontrar el trabajo que está desarrollando en estos momentos. Allí se puede encontrar también su blog más personal En la boca del lobo, en el que publica con bastante asiduidad y en el que comparte su visión de algunos temas de actualidad.

Un periodista de esta trayectoria y que, además, ha sido corresponsal en el tercer mundo, tiene una visión de las cosas mucho más amplia y esto le permite abordar ciertas cuestiones, por ejemplo, las referidas a la profesión, de una forma distinta. Unas reflexiones y críticas hacia el sector periodístico que vierte de vez en cuando en su blog.

 

Rosa Montero, reina del feedback

Fan declarada de las redes sociales, sus cuentas de facebook y de twitter son su mayor contacto con las nuevas tecnologías en su trabajo diario y es una de las reinas del feedback. Las conversaciones con sus seguidores deben ocuparle un tiempo considerable a diario, ya que les presta bastante atención. Para muestra, este mensaje que colgó recientemente en su página de Facebook en el que daba las gracias a sus seguidores:

facebook-rosa-montero

Además, las utiliza también con un afán solidario y de denuncia de situaciones sociales especialmente difíciles. Por otro lado, también promueve acciones en causas en las que se siente involucrada como la recogida de firmas de mujeres de la cultura contra la ley del aborto de Gallardón.

A través de ellas da difusión asimismo a su trabajo periodístico que realiza en El País con una columna semanal y muestra el itinerario que sigue la campaña de promoción de su último libro “La ridícula idea de no volver a verte”.

Gervasio Sánchez, usando los canales propios para decir lo que quiere

Muy activo sobre todo en su cuenta de twitter (32.576 seguidores), este admirado fotoperiodista usa esta vía sobre todo para la crítica tanto a la profesión como a las desastres que provocan las guerras. El movimiento que da a los 140 caracteres denota una importante posición de defensa del Periodismo y de los derechos y libertades, una preocupación constante por mejorar lo presente.

tweets-gervasio-sanchez

También habla de ello en el blog que mantiene en El Heraldo de Aragón Los desastres de la guerra.

 

Arsenio Escolar, el periodista “corporativo”

Entendedlo, no se trata de corporativismo empresarial al más puro estilo, sino que como director de 20 minutos Arsenio Escolar mantiene un blog desde hace muchos años bajo el nombre ¡Qué paren las máquinas! Una práctica de transparencia gracias a la cual los lectores pueden saber qué hay detrás de la línea editorial del medio, de conocer los entresijos de algunas de las tomas de decisión, de saber por qué pasan ciertas cosas.

Resulta una apuesta acertada en un entorno en el que los lectores sospechan que los medios están intentando venderle una u otra idea y proponerse explicarse y manifestar los planteamientos profesionales supone un gran ejemplo para el Periodismo.

También mantiene una actividad efervescente en twitter.

Imagen con Licencia de Creative Commons de Kevin Dooley