Share Button

Hay un dicho que dice que los italianos somos maestros en el arte de apañarnos. Esto resume el espíritu nacional, reflejando esta capacidad de adaptarse en las situaciones más complicadas. Los italianos en el trabajo somos generalmente unos buenos currantes. Siempre hemos tenido inventiva, fantasía, sueños, intuiciones, gusto para las cosas que hacemos, excelencia. Por eso también hemos sido capaces de crear algo que nos identifica como “made in Italy”.

Hemos podido alcanzar metas reconocidas por todo el mundo con nuestra moda, coches, diseño, gastronomía… todo esto debido a empresarios que han hecho realidad sus ideas, utilizando de la mejor manera sus recursos, organización y diciplina. Creo que en eso los italianos somos muy buenos. La manera de crear empresa desde la más pequena a la más grande es única.

ferrari

La traiccio nos guía. Muchos empresarios que se han ido al extranjero han exportado los sabores de Italia en cada rincón del mundo. Pizzerias y restaurantes son las actividades más difundidas por italianos en otros países. Algo que muestra las ganas de irse y buscarse la vida, pero siguiendo atado a las raíces. Sí… porque los italianos nunca pierden sus raíces…

La marca de serie que tenemos de ruidosos, tardones, hábiles en los negocios… es algo que llevamos embebido en nosotros por defecto. La realidad es que todas estas son las características de la mayoría de los trabajadores. Virtudes y defectos que nos ayudan a apañarnos. Porque al fin y al cabo… somos maestro en eso.

firma-romano

Serie de artículos: El mapamundi del trabajo

Imágenes de Creative Commons de Corcuman y Bert Kaufman

Si te ha gustado esto, suscríbete a nuestro newsletter, que arrancará en breve!

* indicates required