Share Button

El sector del marketing y la comunicación habla con un marcado acento inglés. Este campo profesional se sitúa entre los que más modificaciones, variantes, especializaciones y generación de nuevos perfiles profesionales está poniendo sobre el tablero laboral. Y es que, lejos de las definiciones que caracterizan al resto de áreas, en las que el español reivindica su supremacía en eso de buscar al candidato perfecto, en el terreno de la mal sonora mercadotecnia el traductor puede llegar a convertirse para muchos en un arma indispensable.

Sea como sea, la realidad es que esta parcela profesional está abriendo importantes huecos muy especializados que reclaman su sitio y que llegan pisando fuerte de la mano de la tecnología y las nuevas opciones que plantea Internet.

Para todos aquellos que quieran trabajar en esta rama o busquen una nueva vía hacia la que dirigir sus pasos, os adjuntamos algunas de esas profesiones que con acento mas british o americano encabezan las ofertas laborales lanzadas en los últimos meses por empresas y portales especializados en el fichaje de los mejores candidatos.

Social Media Strategist/Specialist. Las empresas demandan un perfil de especialistas capaces de ajustarse, al más puro estilo camaleón, a las particularidades de las diferentes redes sociales y espacios on line en los que operan.  Los reclutadores ponen el foco sobre trabajadores con formación acreditada, capaces de planificar estrategias efectivas, monitorizar resultados, crear contenidos de calidad adaptados a los diferentes canales, diseñar planes de crisis y supervisión de la reputación de las enseñas y todo ello desenvolviéndose en ambientes internacionales que, como no podía ser de otra manera, hablan en diversos idiomas.

La experiencia se mide en años en esta parcela y la media para optar a la mayoría de las ofertas más jugosas requiere de un periodo previo de dos años, valorándose la aportación de un portfolio y la autoría de un blog o otro tipo de perfiles en plataformas que demuestren la valía del aspirante.

On line Marketing Assistant. Para tomar las riendas de un puesto de estas características lo que se espera de los candidatos o trabajadores es contar con su colaboración, junto a los puestos senior de los departamentos de marketing, en el desarrollo de las campañas dirigidas al entorno on line, manejarse con soltura con las métricas que acompañan a Internet, realizar informes sobre los resultados que permitan adoptar las decisiones más acertadas, así como tener soltura en redes sociales y acciones ajustadas a las diferentes necesidades de las empresas como el email marketing, entre otras.

E Commerce Manager. El aumento de las ventas a través de la red ha impulsado la profesionalización de los equipos responsables de esta parcela, con el objetivo de que puedan responder a las nuevas necesidades, protocolos y particularidades que presentan este tipo de operaciones en Internet. Los aspirantes y empleados en esta rama deben manejarse al cien por cien en el entorno digital, diseñar estrategias para generar negocio en este escenario, ser sensibles a determinadas disciplinas relacionadas con el diseño y la usabilidad web, con la comunicación para trazar estrategias que respondan a los intereses de los compradores, saber interpretar datos, así como estar al corriente de determinadas mejoras informáticas y tecnológicas que puedan beneficiar a su campo de trabajo.

Content Marketing Specialist. La generación de contenidos es una de las piezas clave por las que apuestan muchas empresas y la incorporación de profesionales capaces de manejarse de manera fluida, con facilidad en el terreno on line y con olfato para aportar material cargado de gancho, además de en varios idiomas está también en la lista de perfiles buscados por los cazatalentos.

Revenue Manager. Se trata de un puesto vinculado principalmente al sector hotelero que está generando interesantes ofertas para profesionales con buenas dotes para activar la máquina registradora, a través de movimientos comerciales. Las empresas reclaman candidatos con un buen manejo de Internet y familiaridad con el entorno digital. La máxima de estos profesionales está en colocar en el mercado el producto adecuado, para satisfacer al cliente adecuado, en el momento preciso y al precio más óptimo.

La visión estratégica y de anticipación de estos profesionales es clave para tomar las decisiones oportunas y establecer las ofertas y precios de las habitaciones, por ejemplo en el caso de un hotel, moviéndose de la manera más precisa con los costes y tarifas para conseguir dar en la diana, algo que les ha convertido en piezas valiosas en los departamentos de marketing y ventas.

Brand Manager. Su papel dentro de los equipos de trabajo se ha ido sofisticando y haciéndose más importante para que las empresas puedan despuntar en un mercado cada vez más competitivo. Se trata de perfiles más “sibaritas” en los que los reclutadores suelen afinar mucho y que gozan de salarios mejor posicionados. Su misión, más allá de dar competitividad a las marcas es dotarlas de una posición de liderazgo.

De ahí que se trate de perfiles muy estrategas, con olfato, visión integral de la empresa, capaces de desenvolverse bien en las decisiones a medio y largo plazo, válidos para guiar, reforzar y dotar de coherencia en todas sus exposiciones públicas a las marcas para mejorar su valor diferencial.

SEO/ SEM Specialist. Posicionar una marca o empresa, ya sea de forma natural o con la tarjeta de crédito en la mano vía publicidad es una prioridad para muchas empresas. Pero ahora ya no vale cualquiera con cualquier curso en el que aparezcan estas siglas. Las enseñas quieren cazar a auténticos profesionales en estas disciplinas que sean capaces de hacerlas despuntar  y muchas ofertas piden como premisa básica para no ser descartado en el proceso, resultados demostrables.

Digital Traffic Manager. El trabajo con los datos procedentes del inagotable escenario de Internet debe ser claro como el agua para estos profesionales. Los especialistas en esta materia deben saber actuar e interpretar cada uno de los resultados en los que se mueve la empresa obtenidos a través de su presencia en la red para adoptar las mejores decisiones y lograr así maximizar los resultados de las campañas o determinadas acciones.

Se trata de perfiles que, además deben contar con habilidades comunicativas, llevar una media de tres años en contacto directo con este tipo de acciones y tener buenas nociones tanto del lenguaje digital como del diseño. Algunas empresas incorporan a sus requisitos la necesidad de haber cursado estudios relacionados con matemáticas, sí matemáticas.

Product Manager. Hablamos ahora de un perfil muy demandado en algunos sectores como el retail. El jefe de producto, por traerlo al mercado nacional, es el encargado de coordinar los diferentes estudios de mercado, trasladar las previsiones al plan de marketing de un producto, realizar un pronóstico de ventas estando en contacto directo tanto con los equipos encargados de la comercialización como de la logística.

En este caso se trata de trabajadores que deben estar muy enfocados a la consecución de objetivos, con una visión integral de los procesos de vida de un producto, capaces de afrontar una buena coordinación de equipos y con buen aguante frente a las situaciones de estrés.

Trade Marketing. Aunque desde hace unos años el término de Trade Marketing lleva pululando por los mercados laborales -esta rama profesional comenzó a hacerse ver a finales de los años ochenta en Estados Unidos (EE UU)- la realidad es que en la actualidad suena con mayor intensidad. Los profesionales que trabajan en estos puestos o que aspiran a hacerlo se encargarán de impulsar y abrir mercado a los productos y servicios de las empresas, en diversos canales, a reportar informes de la competencia, seguimiento de objetivos, así como análisis de las necesidades de los clientes y nuevas vías para satisfacerlas, entre otros cometidos.

 

Imágenes con Licencia Creative Commons: matt hutchinson