Share Button

Un perímetro circular y dos contrincantes que en apenas unos segundos deben demostrar sus habilidades para alcanzar la victoria. Simplificando mucho los términos, esta es la esencia del Sumo y, pese a que alguno puede pensar que las reglas que aquí siguen son una locura, este tipo de lucha libre nos va a servir de ejemplo perfecto para trazar la línea que separa la clásica nota de prensa que las empresas mandan a los periodistas del formato de newsmaking. Una forma de construir una historia y aproximarla de una manera más efectiva a las necesidades y rutinas de los medios de comunicación.

Volúmenes corporales a un lado, las reglas que los luchadores deben seguir en el ring (dohyō en japonés) no son muchas ni complejas pero como todo requieren de bastante entrenamiento, estudio del adversario y un conocimiento preciso del terreno sobre el que se pisa.

Siguiendo estas máximas, el envío de una nota de prensa como herramienta principal de comunicación con el periodista sería como afrontar el combate con una serie de técnicas más que conocidas y previsibles para nuestro contrincante, que derivarán en diferentes movimientos de bloqueo por parte de éste ya estudiados.

En esta disciplina, el cuerpo a cuerpo dura unos pocos segundos es por este motivo que la capacidad de anticiparse y sorprender es clave. En la relación empresas-medios, el periodista juega con una serie de técnicas de defensa para dejarnos fuera de combate que debemos tener presentes, ya que pueden complicar y condicionar nuestros objetivos.

Por este motivo:

  • Construye tus comunicaciones como si de historias se tratase, relatos que vayan más allá de la palmadita en la espalda a tu empresa. Cuenta cosas que aporten una moraleja al conjunto de los lectores u oyentes, que ayuden o ilustren cómo hacer algo en un sector y tener éxito, qué te hace diferente y te ha hecho ser más competitivo o líder en tu provincia, por ejemplo.
  • Aprovecha el factor actualidad e intenta ver en qué puedes aportar algo, proponte como voz experta para analizar una situación o problema que está teniendo cobertura por parte de los medios, implícate para ayudar a mejorar una situación compleja que beneficie a la comunidad en la que se asienta tu negocio y hazlo saber dando voz a los afectados…
  • Estudia cómo trabajan los medios a los que te diriges y ajústate a los criterios de noticiabilidad intentando olfatear las noticias cómo lo haría un periodista. Entre otros aspectos, ten presente que facilitas una información en un entorno de actualidad que cambia a una velocidad de vértigo, por ejemplo, un incendio puede modificar toda la agenda del día. Plantéate por qué entre todo lo que está sucediendo lo que cuentas debería pasar el filtro y tener un espacio. Analiza qué noticias suelen interesarle a ese periódico, radio o portal web según las secciones en las que se estructura, su línea editorial… e intenta que tu pieza encaje en su puzzle.

Trabajar con esta brújula te ayudará a mantenerte en el ring y a cumplir con las tres reglas básicas que todo luchador de sumo debe respetar. Un reglamento en el que queda claro que:

1. El primer luchador que toque el suelo está eliminado. Así que procura mantener el pulso en la negociación y no perder tu hueco, evalúa por tanto tus posibilidades de desequilibrar al adversario atendiendo, por ejemplo, a que hay días -festivos y fines de semana, ahí lo dejo- en los que las informaciones son más escasas. Tenlo en cuenta.

2. Las técnicas ilegales están prohibidas. Estas penalizaciones, salvando las distancias con el término ilegal, las interpretaremos como la falta de gancho y estructura periodística en tus propuestas, además de trasladar un artículo que lo mires por donde lo mires dice “¡Soy Publicidad!”. Y es que si abusas de esta línea, no la reconduces y te obcecas en presionar con un seguimiento insistente al periodista bajo la fórmula del: “Hola, ¿qué hay de lo mío?”, infringirás la tercera línea roja.

3. El que pierde la ropa en la pelea está fuera. Si tenemos en cuenta el hecho de que en esta disciplina nos estamos limitando a una única prenda, el mawashi, más te vale medir  la frenada, ya que un traspié te dejará complemente desnudo y con una imagen de cara a los periodistas que seguro les será difícil de olvidar.

Imagen: Edward Dalmulder

Curso cómo salir en los medios Para estructurar estas pautas de una forma efectiva puede interesarte nuestro curso online ¿Cómo salir en los medios de comunicación?