Share Button

La profesión periodística ha potenciado en los últimos años la categoría del denominado “periodista imposible”. Ese profesional que domina a la perfección todo un mapamundi de idiomas, que lo mismo te soluciona una cuestión de marketing, que de redes sociales o la gestión con los medios de comunicación, alguien que está más actualizado que un iphone, es culto, buen orador y, lo más llamativo, que trabajará más horas que un reloj por un sueldo “baratito”.

Pese a que muchas ofertas en el campo profesional del Periodismo siguen a la caza de esta especie de MacGyver de las letras, poco a poco el panorama profesional va cambiando y abriendo horizontes, al menos diferentes. Nuevos rumbos en los que la profesionalidad, la especialización y el trabajo por resultados medibles están empezando a hacer palanca y a imponerse.

El motivo llega de la mano de la necesidad, ahora imperiosa, de innovar e ir por delante, de ofrecer mayor calidad, diferenciarse de la competencia y no cometer errores. Una serie de bazas que, de cara a los próximos años seguirá sumado puntos, tras una etapa en la que Internet y la explosión de las redes sociales han eclipsado a las empresas, a la hora de afrontar las tareas relacionadas con la comunicación.

En este escenario se ha trabajado más sobre la máxima del estar y de alcanzar las primeras posiciones de Google a toda costa, que de la calidad pero ahora comienza a palparse un cambio de reglas, en el que el saber hacer empieza a valorarse, sobre el ruido generado por una serie de perfiles profesionales “intrusivos”, que han aprovechado este contexto.

¿En qué campos comenzarán a aplicarse estos cambios?

La gran cantidad de artículos que circulan por la red hace necesario jugar la carta de la calidad en el contenido, el “gancho” a la hora de escribir y presentar los temas, así como el manejo de los géneros periodísticos adaptados a las posibilidades gráficas y audiovisuales.

Los conocimientos de comunicación, a un nivel especializado, diferenciarán la forma con la que compitan las empresas, a través de estrategias enfocadas a resultados cuantificables, prevención y tratamiento de crisis comunicativas y mayor efectividad, a la hora de presentar y dar coherencia a los valores que representan las marcas.

La búsqueda, filtrado y elaboración de contenidos requerirá de perfiles periodísticos con rodaje en esta parcela del periodismo de datos y olfato para detectar y generar nuevas dimensiones en la construcción de los temas, ya sean en el área empresarial como en las plataformas de los medios de comunicación.

La innovación y la aparición de nuevos nichos informativos plantará cara a la avalancha de información dando respaldo a espacios cada vez más especializados, a nuevos medios y plataformas en las que primen criterios de calidad,  superespecialización, investigación y valores propios de Periodismo como el concepto de “exclusiva”.

Este cambio de chip irá dejando atrás a ese periodista imposible, a favor del periodista real

De este tema y de las nuevas opciones que se abren en la profesión hablaremos en las Jornadas de Periodismo, que un año más organiza la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche. Una cita que tendrá lugar el próximo 20 de marzo, en la que desde OntheRecord compartiremos la esencia de nuestro proyecto y hablaremos de esos nuevos giros profesionales con los que intentar abrirse camino.

En esta jornada tendremos la suerte de intercambiar impresiones con otros profesionales como Miki López, dircom, y Pedro Torregrosa de “3dids”, que hablarán de la comunicación corporativa como vivero de empleo. Además, el evento acogerá la presentación de otros casos prácticos como el de “Infoexpress”, proyecto impulsado bajo el paraguas del Máster de Innovación en Periodismo, a cargo del profesor y director de este programa formativo, Miguel Carvajal, y del periodista y alumno del mismo, Salvador Campello o los creadores de “Independientes”, publicación lanzada por exalumnos de la UMH.