Share Button

La gente menos iniciada en el mundo digital tiene dudas sobre qué imágenes puede usar en internet para sus webs, blogs o redes sociales a nivel de empresa, es decir, con un fin comercial. Es algo que nos encontramos en algunas de nuestras consultorías: la idea de que si una imagen aparece en una búsqueda en Google puede utilizarse libremente sin problemas. O que puede coger una fotografía de cualquier web (de un periódico, por ejemplo) y utilizarla para sus negocios.

Muchos ya sabrán que es una creencia completamente falsa y que, cada vez más, existen herramientas para que los autores de las fotografías puedan saber si alguien las ha utilizado sin su consentimiento. Sin ir más lejos, Google te permite hacer una búsqueda, ya sea poniendo la url de la imagen o subiéndola desde tu equipo, y ver en qué sitios de internet se ha utilizado.

 ¿Cómo lo hago bien si tengo una empresa pequeña?

El problema es que hay muchos casos en los que autónomos o empresas pequeñas no tienen una partida presupuestaria de Comunicación y no pueden gastar dinero en toma de imágenes. A veces recurren a alguien que conocen, que puede hacerle algunas fotos. Esta puede ser una de las salidas, aunque hay que mirar siempre por la profesionalidad y la calidad de las imágenes. La puesta en escena es un aspecto muy importante a tener en cuenta a la hora de mostrar nuestras instalaciones y productos. Por eso, otra idea es formarse en esta materia. Si uno tiene el gusanillo de la fotografía, hacer algunos cursos y practicar mucho puede servirle de base para poder tomar las imágenes de su empresa si tiene cierta gracia.

Y si no se cumple ninguno de los requisitos anteriores, también puede contemplarse una buena y sencilla opción: usar imágenes libres de derechos.

Usar imágenes libres

 ¿Cómo usar imágenes libres de derechos?

La vía más sencilla es crearse un perfil en Flickr, donde pueden realizarse búsquedas refinadas en las que, además de usar una palabra clave, se puede marcar la casilla de imágenes de Creative Commons. Se trata de las licencias que nacieron con el fin de compartir en internet y en cuyo portal también pueden realizarse búsquedas. En cualquier caso, lo más importante es marcar en los parámetros que puedan utilizarse de forma comercial.

Además, al tener un perfil en Flickr, se pueden ir marcando como favoritas mediante la estrellita que aparece abajo a la derecha, con lo que van quedando guardadas en tu listado de favoritas de tu perfil, para que puedas acudir a ellas siempre que lo necesites.

Lo importante es citar de quién es esa foto, es decir, atribuirla a su autor, no sólo con el nombre, sino también con un enlace; ya que nos permite utilizarla de forma completamente gratuita.

Por último, en flickr también puedes acceder a The Commons, un archivo inmenso de imágenes públicas, así que son de uso completamente libre y además son un pequeño tesoro histórico. Un recorrido por ellas te permitirá descubrir imágenes sorprendentes.

Imágenes: Steph Carter, The Commons

Si te ha gustado esto, suscríbete a nuestro newsletter, que arrancará en breve!

* indicates required