Share Button

De acuerdo con las teorías de Darwin, las especies con mayor capacidad de adaptación al medio tenían más papeletas, hablando en plata, para seguir en la lucha diaria de la supervivencia. Una selección natural que dejaba en estado de game over a aquellos animalitos que, pese a pertenecer a una misma familia, no habían desarrollado las mejores facultades para competir en la dureza de la selva. En nuestros días esa jungla puede trasladarse al mundo empresarial, en concreto al terreno del marketing, escenario en el que diferentes especies de marcas y empresas pelean por mantener el pulso y destacar en un entorno cambiante en el que Internet les obliga a estar vigilantes y actualizar sus facultades para no ser devoradas.

El artículo de hoy se centra en una parcela como es el marketing de contenidos y las tendencias que de cara al próximo 2015 dejarán su huella en este terreno. Un apartado que seguirá ganando puntos dentro de las estrategias de las empresas dado su alto potencial de impacto y diferenciación.

Ocho tendencias que se dejarán ver en las acciones de marketing de contenidos más competitivas:

  1. Contenido cada vez más útil. Frente al valor informativo y de precisión, rasgos que se deben mantener claro está, la apuesta se centrará en aportar a los consumidores información más provechosa, artículos que aporten valor añadido, entretengan, solucionen dudas, problemas, inquietudes y en los que se tenga clara la respuesta a la pregunta: ¿Por qué y para qué te estoy ofreciendo estas líneas?
  2. Aumento del componente humano en el contenido. La red se mueve sin descanso y entra en una nueva fase donde necesita más calor, proximidad a la hora de compartir. ¿Quién iba a decir que los selfie arrasarían?, Pues sí, lo han hecho y de la misma forma habrá que trabajar en contenidos diferentes, personales y cercanos que definan los valores de la marca pero que hagan ese guiño al lector/consumidor/cliente y le permitan saber con quién se está relacionando.
  3. Confecciones de sastre para un contenido adaptado como un guante a los diferentes canales. Cada contenido debe encajar a la perfección con el medio y las inquietudes del consumidor que lo recibe. En este sentido, se hace más necesario aún evaluar al detalle la audiencia para no realizar esfuerzos innecesarios, trabajar mucho más las presentaciones y los mensajes para que resalten de la mejor forma en cada uno de los soportes en los que se trabaje atendiendo también al retorno que ofrecen.
  4. El móvil, la tecnología más tentadora para el engagement: El teléfono móvil es uno de los soportes estrella y lo seguirá siendo en 2015.  La creación de contenido centrado en él es vital con formatos más breves, con mejor resolución y tamaños de imágenes e infografías adecuadas. Además, se presenta como un soporte perfecto para trabajar en contenidos geolocalizados, artículos multimedia que favorezcan las ventas -los expertos advierten de que 1 de cada 5 operaciones se cerrarán a través de estos soportes en el horizonte de 2020- o material personalizado y diferenciador vía email atendiendo a otra cifra clave aportada por los especialistas en estas técnicas: el 48% de los correos electrónicos se abre desde el móvil. ¿Por qué no aprovecharlo más y mejor?
  5. Adapta el contenido a las nuevas tecnologías wearables: Relojes, gafas, pulseras….el nombrado teléfono. Es importante que las estrategias de marketing de contenidos ofrezcan material adaptado a diferentes soportes y circunstancias. Para alcanzar este fin es importante trabajar en elementos que hagan más atractivas las propuestas con recursos como, por ejemplo, el zoom a la hora de presentar un contenido remarcando algo en una imagen o en un texto, audios con contenidos preparados para el momento en el que esa tecnología puede usarse -con noticias de deporte, nutrición y combinaciones musicales- o presentaciones con imágenes en miniatura de las publicaciones de Facebook o Twitter que ofrezcan una composición más visual y aporten mayor facilidad para su consumo en la pantalla del móvil, sin ir más lejos.
  6. Del target al microtarget: La avalancha de información obliga a las empresas a trabajar con mayor precisión en la relación con sus audiencias evaluando de una forma más precisa el público objetivo al que se dirige y lo qué puede aportarle, qué le interesa y qué podría interesarle. Es importante estudiar en profundidad a las personas que se relacionan con el negocio o a las que queremos alcanzar y crear diferentes mensajes y canales destinados a esos perfiles o microperfiles que son interesantes. Adaptar los contenidos y las acciones de comunicación a ellos creando estrategias específicas e incluso parcelas especializadas en diferentes tipos de clientes.
  7. Contenidos elaborados por profesionales. El nuevo escenario en el que camina Internet obliga a las empresas a competir con material de calidad. Los contenidos deberán estar realizados por profesionales que sepan sacar el mayor jugo a las palabras e imágenes, que dominen las técnicas de documentación, capaces de modelar los textos de acuerdo a las estrategias trazadas, con conocimientos de análisis de audiencias para poder aportar a las empresas y marcas valor diferencial.                                                                                                                        Se trata de ofrecer un contenido profesional, de calidad, actualizado que de valor a la empresa y que compense los esfuerzos tanto de tiempo como económicos que se realizan en esta parcela. La etapa de las repeticiones de palabras clave para posicionar, del corta y pega y del «pregúntale a Paco, el de Administración, que se le daba bien escribir si le apetece hacer un artículo para el blog» ya no sirven para fidelizar al lector. Ahora hacen falta buenos estrategas del contenido, capaces de equilibrar SEO y calidad.
  8. Mayor inversión en la promoción de las publicaciones de las empresas. Los modos de trabajo de algunas plataformas y redes sociales no dejan otra opción y para rentabilizar los contenidos habrá que pasar por caja. Las estrategias de marketing más competitivas se verán obligadas a dar más dígitos a las partidas destinadas a la promoción de contenidos.
Imágenes con Licencia Creative Commons: armincifuentes