Share Button

2015 llama a la puerta y lo hace con unas cuantas propuestas destinadas a dar una vuelta de tuerca a las estrategias de marketing y comunicación con las que trabajan las empresas. Todo un año por delante abierto a la experimentación y a la consolidación de nuevas y diferentes propuestas en cuanto a creación de contenidos, acciones de engagement y generación de impactos en las audiencias se refiere.

El aterrizaje de nuevos dispositivos tecnológicos, la voraz competencia que sigue imperando en internet y un cambio en las exigencias y valores de los destinatarios de los mensajes obligarán con más insistencia a lo largo del próximo año a las empresas a ponerse manos a la obra para depurar sus estrategias y conseguir despuntar en los sectores en los que operan.

Con el propósito de aprovechar al máximo todas las posibilidades compartimos algunas de las tendencias, virajes, propuestas y advertencias que investigadores, profesionales, especialistas y algún que otro gurú del campo marketero y comunicativo han metido ya en cocina, convencidos de que serán clave para captar la atención y el paladar de unos comensales cada vez más exigentes.

Puntos clave a la hora de trazar las estrategias de marketing y comunicación en 2015

 En un escenario cada vez más globalizado, la personalización manda. Para aumentar su impacto, las empresas tendrán que trabajar con propuestas y acciones de marketing y comunicación cada vez más individualizadas y aumentar su influencia local para ajustarse a las necesidades y estilos de consumo de sus diferentes públicos.

Interpretación de algoritmos y acciones en tiempo real. El poder del ahora gana aún más fuerza en esta etapa y las empresas tendrán que poner toda su maquinaria a trabajar para interpretar los datos que llegan a sus manos de la mano de la tecnología. Saber procesar de la manera precisa y rápida la información sobre los comportamientos de los consumidores será clave para diseñar estrategias acertadas y poder reconducir con la máxima velocidad, aquellas acciones de marketing o generación de contenidos que no consigan los impactos esperados.

Automatización y uso de aplicaciones. Aprovechar las posibilidades que ofrecen los nuevos dispositivos es clave para marcar la diferencia. La apuesta por la generación de aplicaciones, en especial en el terreno de la tecnología móvil, puede ser una palanca de personalización y de conversión importante. Se trata, por ejemplo de generar acciones en las que de manera automática se ofrezcan al cliente descuentos en su dispositivo para una próxima compra o contenido adicional relacionado con la conservación de aparatos o prendas que hayan sido de su interés… Eso sí, sin perder de vista que la intromisión descarada se paga cara.

Factor real y embajadores de marca. La identificación del consumidor con los valores de la marca se hace cada vez más importante exigiendo que sean más reales y cercanas. Las empresas están obligadas a cultivar con mayor esfuerzo esta parcela para crear acciones comunicativas y de marketing que les hagan conectar con su público.

En este apartado es importante dedicar esfuerzos a áreas como la comunicación interna para poner en valor el capital humano de la empresa y que haya coherencia en su forma de exponerse al público y trabajar de puertas para adentro. Asimismo, es importante atender con mayor intensidad la búsqueda de esos embajadores de marca que trasladen esa filosofía de vida y de trabajo de la empresa, personas reales que sean capaces de potenciar el factor identificación.

 

 

Una apuesta por las historias propias. De acuerdo con algunos matices del punto anterior, las empresas necesitan dar impacto a su personalidad. En esa búsqueda de la transparencia y el factor real, la creación de historias potentes que sean capaces de conectar con la gente e ir un paso más allá de la ficción y el cómprame seguirán el camino andado ya en 2014. Gigantes como Microsoft han puesto en marcha su apartado Stories para trabajar este factor en el que se pone rostro al producto.

Storytelling visual. La necesidad de conectar con los consumidores y usuarios en un nivel más profundo obliga a depurar y añadir un poquito más de azúcar a las estrategias de creación de contenidos. El storytelling, haciendo uso de las nuevas posibilidades audiovisuales, será una herramienta eficaz para acercar los mensajes al público creando historias con valor añadido y que enriquezcan las experiencias de compra online, trabajando el factor de conexión y fidelización.

Adiós al contenido ruidoso y vacío. A las estrategias de marketing de contenidos no les queda otra que potenciar la calidad y la adaptación a los diferentes formatos en los que se consuma: móviles, gadgets, tabletas u ordenadores de mesa. Titulares, imágenes, textos y vídeos responderán a las exigencias de un determinado perfil de usuario que reclama, entre todo el ruido promocional e informativo que circula por la red, calidad, diferenciación y una vuelta a los contenidos extensos pero que merezcan la pena por su aportación.

Positivismo y contenido emocional. Contenido, contenido, contenido y valores. Más allá de los mensajes promocionales y la venta de un estilo de vida anhelado y sofisticado, en esta temporada seguirá mandando un retorno a lo esencial, a la calidad humana, a los sentimientos y la apuesta por exprimir la vida con todos sus matices. Una tendencia que se ve ya, de manera especial en algunos anuncios y acciones promocionales de grandes marcas comerciales.

 Coherencia y armonía en los mensajes que llegan al consumidor por los diferentes dispositivos. Con un amplio surtido de soportes para acceder a la información y comprar, las empresas deben hilar muy fino en cuanto a coherencia se refiere en sus estrategias de marketing y comunicación. Cada soporte requiere de un mensaje adaptado a sus posibilidades y por ello habrá que crear contenidos y servicios que se ajusten a estas máximas pero que sean capaces de remar en una misma dirección creando una experiencia única en los consumidores.

 

Imágenes con Licencia Creative Commons: Eric Wienke