Share Button

El marketing de contenidos centrado en el formato audiovisual puede proporcionar a las marcas, empresas o proyectos detrás de ellas un aura distinta a los demás. Trabajar este tipo de historias no está al alcance de todo el mundo o al menos en la calidad a partir de la cual una estrategia cobra efectividad.

You Tube está plagado de malos ejemplos de cómo hacer un vídeo, tutoriales elaborados de aquella manera y un zoco de voces entre las que nuestro proyecto debe llamar la atención. En este sentido, un trabajo bien hecho nos ayudará a sumar puntos. Amén de tener en mente una buena estrategia de contenidos y de posicionamiento en buscadores. Por ello, no debemos caer en las obviedades en las que todo el mundo piensa y hemos de reflexionar sobre de qué manera podemos aportar un valor añadido al receptor de nuestro mensaje que debe coincidir con nuestro público objetivo para que la acción revierta finalmente en nuestro beneficio.

Ser original es un trabajo costoso en un momento como éste en el que puede parecer que todo está inventado. Sin embargo, centrar en nuestra hoja en blanco los valores de la marca debe ayudarnos a trazar unas líneas sobre lo que queremos comunicar y cómo queremos hacer una aportación al ya sobreabundante contenido que encontramos en internet.

Diferencias entre vídeos promocionales y marketing de contenidos

Cuando estamos elaborando una estrategia de marketing de contenidos no estamos hablando de vídeos en los que estemos promocionando directamente la marca, sino en proporcionar al usuario algo nuevo y distinto que podría encontrar desvinculado de la enseña. La diferencia es que la empresa es la que está proporcionando el contenido, convirtiéndose así en un generador de relatos audiovisuales que ofrecen razones para ser elegidos por el consumidor. Eso no quiere decir que no se pueda nombrar nada relacionado con la marca en ellos.

Así pues los vídeos sobre el equipo de trabajo, nuevos productos, eventos propios de la marca, etc, no deben ser considerados como marketing de contenidos, a pesar de que pueden ser interesantes para la estrategia global de comunicación.

Plataformas de lanzamiento y difusión

Aunque el canal más popular indiscutiblemente sea Youtube, las acciones de marketing de contenidos en vídeo no tienen por qué quedarse ahí (o al menos no sólo). Teniendo en cuenta el público objetivo de la marca o proyecto en cuestión pueden contemplarse otras alternativas como Vimeo, dirigido a una comunidad de tipo creativo.

Para microvídeos también hay que tener en cuenta la facilidad con la que dos redes sociales nos han puesto en bandeja que subamos piezas audiovisuales y se viralicen. Es el caso de Instagram y Vine.

Sea cual sea la opción elegida, para darle visibilidad a cualquier tipo de contenido hay que tener un buen plan de difusión. Redes sociales, colaboraciones con otros sites u ofrecer directamente el vídeo para su publicación en portales y medios será fundamental.

Cálico Electrónico: un caso peculiar

El rey de la generación del entretenimiento en clave de humor fue Cálico Electrónico. En el momento de su lanzamiento hace diez años (antes de que se hablase de marketing de contenidos), auspiciado bajo Electrónica Web, la webserie en flash (toda una obra artesanal a pesar del código) relataba las aventuras de un súper héroe con gracia y desparpajo que siempre tendían un puente hacia el cachivache que salvaría el mundo, un producto ficticio de Electrónica Web (técnica tradicionalmente conocida como product placement). Aunque hubo un tiempo en el que la serie se quedó huérfana de producción, actualmente sigue a la carga patrocinada por otras empresas o proyectos. La webserie ha sido todo un éxito, generando miles de fans.

Ejemplos de marketing de contenidos

En medio de este maremágnum la información útil y verificada tiene un alto valor en el marketing de contenidos. Es el caso de BabyCenter, un site patrocinado por Johnson´s baby en el que se habla sobre embarazo, fertilidad y bebés. Además de los datos sobre cada una de las etapas en la aventura de ser padres, ofrece una selección de apps interesantes, un buscador de nombres, clubs de padres por edades de los pequeños y unas clases prenatales gratuitas. En el apartado de vídeo (que es a lo que vamos) tenemos información sobre el desarrollo del bebé en el útero de la madre, ejercicios de yoga prenatal, partos y también piezas audiovisuales sobre el bebé y sus cuidados.

Danone centra su canal de Youtube en estilo de vida sano ofreciendo vídeos con recetas pero también charlas sobre alimentación con tips como “Alimentación después de celebraciones” o “Buenos hábitos para cuidar nuestro sistema inmune”. Los ejercicios son asimismo uno de los ejes centrales en esta estrategia de contenidos, además de cuestiones de belleza y salud o incluso manualidades. Algunos de los temas están directamente vinculados al yogurt y otros se podrían englobar más bien en estilo de vida.

La Rapidpedia es una serie de vídeos de Leopoldo Abadía para Skoda en la que el escritor explica algunos términos económicos aplicados a la compra de un coche en general, aunque muchos de ellos sacan al terminar el vehículo que la marca busca promocionar. Sin embargo, el prescriptor no lo nombra, simplemente da unas pautas generales como que nos fijemos en las elecciones que hacen los taxistas, que probemos un coche antes de comprarlo o cómo comprar con cabeza para que nuestra inversión dure en el tiempo.

 

 

Virgin, por su parte, está centrando sus acciones de responsabilidad social y su marketing de contenidos en los emprendedores. Teniendo en cuenta que la compañía está dirigida por Richard Branson, uno de esos iconos en los que la comunidad empresarial pone los ojos para observar sus siguientes movimientos no es de extrañar que se haya puesto el acento en aquellos que buscan desarrollar sus carreras de forma independiente y arriesgar. Dentro de esta acción comunicativa podemos encontrar gran cantidad de vídeos, no sólo de los eventos que organiza la firma, sino también el retrato de muchos Disruptors (como les llaman):